Los no propósitos de Año Nuevo

Termino el 2014 en positivo. He de reconocer que ha sido un buen año y como quiero entrar en 2015 con ganas, paso de hacer propósitos de año nuevo. Sinceramente, todos sabemos que no los vamos a cumplir por mucho que la víspera del día 1 de enero estemos auto convenciéndonos de que sí que lo conseguiremos. Por eso, para seguir en positivo, me he propuesto hacer una lista de los no propósitos. Es más fácil cumplir lo que no se va a hacer que lo que sí. Así me sentiré mejor conmigo misma; que para eso es por lo que nos empeñamos cada año en mejorar y hacer cosas que hasta ahora no nos habíamos planteado.

No voy a empezar a fumar. A la inversa es el propósito por excelencia de todo fumador, pero yo llevo toda mi vida sin ser esclava de este vicio, y ten por seguro que no lo seré en este 2015. Qué fácil es esto.

Pixabay

Pixabay

No voy a discutir por tonterías. Me aburren soberanamente las discusiones sobre temas banales. Las mujeres somos muy dadas a sacar puntilla a los problemas y a las disputas más pequeñas, y hacer de un grano una montaña, y yo ya paso; de hecho hace tiempo que empecé y seguiré por este camino. En estos casos, tenemos que aprender mucho del género masculino; hay que reconocerlo.

No me voy a poner a dieta. No lo necesito (¡qué vivan las carnes flácidas!), y qué porras, la vida es demasiado corta como para estar contando calorías. Descubrir nuevos sabores, restaurantes, las comidas de mamá, son pequeñas cosas que dan felicidad a la vida, y ésta sí que escasea, con lo que no hay que perder ninguna oportunidad de alcanzarla.

Pixabay

Pixabay

No voy a ir al gimnasio. Siempre he sido más de deportes en equipo o de correr al aire libre, y nunca me ha llamado la atención lo del gimnasio. Vale que puede que haya muy buenas vistas, pero como tampoco me atraen los tíos que quieren más a sus musculitos que cualquier otra cosa sobre el planeta, no seré de esas que llenen las arcas de estos lugares para aparecer dos veces en el año.

No haré más listas de propósitos. Ha quedado claro que no me va esto. No es que no me guste ponerme metas en la vida, ni mucho menos, pero este tipo de listas que se hacen para calmar un poco la conciencia cuando llega fin de año, que es cuando nos damos cuenta de las muchas cosas que hemos dejado por hacer, no sirven para nada.

MorgueFile

MorgueFile

Y para terminar, tonterías aparte, un propósito no pero sí un deseo, que poco a poco las cosas nos vayan mejorando a todos y que este 2015 sea un año que recordemos dentro de doce meses con cariño y buenos momentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s