Carta a una estación

Querido otoño:

Este año te has hecho el remolón. Pero ya estás aquí y has llegado en tu esencia más pura. Ya no hay veranillos de San Miguel que valgan, estás aquí con ese entretiempo que te caracteriza y que nos hace a todos los mortales pararnos ante el armario más tiempo de lo normal, porque contigo, y estos cambios de temperatura, es difícil acertar.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Sentada en mi sillón, con mi café y manta en mano, y escuchando el sonido de la lluvia caer contra mi ventana, mi inspiración de hoy sólo me deja hueco para hablar de ti. Y mira que he intentado hacerlo de otra cosa, pero no he podido enlazar más de dos frases en el doble de tiempo que hasta ahora te he dedicado a ti. Y contigo ya voy camino del tercer párrafo.

Fuente: MorgueFile

Fuente: MorgueFile

Sueno repetitiva, lo sé, y me arriesgo a decir que en estos días el número de enlaces en Google en los que aparece tu nombre se han triplicado. Y es curioso, porque pocos de los textos que hablen de ti dirán que tú eres su estación favorita, yo incluida. Y eso que me viste nacer. Aun así, no sé si será ese cielo gris que nos entristece, el ruido inconfundible del llanto de las nubes o el sonido de las hojas que caen y revolotean antes de tocar el suelo, pero lo cierto es que eres una gran musa.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Supongo que el hecho de que sea domingo y de que haya tenido una semana de lo más activa, haga que no me importe pasarme el día encerrada en casa, pensando sólo en ti. Pensando en que pronto harás los días más cortos y las noches más largas, que las luces de los coches se encenderán mucho antes para iluminarnos el camino de vuelta a casa y que los paraguas y las katiuskas han venido para quedarse por una temporada.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Querido otoño, otro año más llegas con tu gama de colores marrones, rojizos y ocres. Con ese olor a tierra y hoja mojada. De nuevo llegas llenando las calles de charcos para hacer felices a los niños y volvernos locas a las que tenemos el pelo rizado. Querido otoño, una vez más, llegas para avisarnos de que tras de ti acecha el frío y temido invierno…

Fuente: MorgueFile

Fuente: MorgueFile

Un saludo.

Posdata: solo me queda darte las gracias por ser mi musa de esta tarde y si me queda hueco para pedirte un deseo, que tus tardes como éstas sigan siendo de inspiración de nuevas cartas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s