Lo prometo

Dicen que no hay que aferrarse a ti, que lo que albergas es historia y como tal, solo deberías quedar en los libros (o los diarios). Se les llena la boca a todos diciendo que lo importante es mirar hacia delante, que lo que quedó atrás ya no hay quien lo recupere, y por tanto, tú siempre acabas en un segundo plano. Pero no te preocupes, porque jugar en segunda línea cuando una vez estuviste en primera no debe hacerte sentir mal, todo lo contrario. Simplemente cada cosa tiene su momento, y tú ya has cumplido.

Fuente: MorgueFIle

Fuente: MorgueFIle

No te lo tomes a mal, pero yo también soy de las que piensa que no se puede estar recordándote a cada paso, porque, querido pasado, eso solo nos lleva hacia una espiral sin salida que, además de marearnos y no dejarnos vivir, no saca nada bueno de nosotros. Pero ten muy en cuenta que un día fuiste un futuro prometedor, que llegó a ser presente y que ahora, después de dejar grandes sensaciones, eres parte de nuestro recuerdo. Por lo tanto, yo te aprecio.

Fuente: MorgueFile

Fuente: MorgueFile

Creo que la gente que se empeña en negar su pasado no es de fiar. Porque si lo hacen, se debe a que éste no fue bueno y no merece la pena recordarlo. Pero tranquilo que yo no reniego de ti. Hay partes tuyas en las que prefiero no volver a pensar, y aún así lo hago para no olvidar todo lo que me enseñaron, pero hay otras que me encantan seguir visitando, porque me reconfortan, y me ayudan a construir un buen presente y un mejor futuro.

Hoy quiero darte las gracias por estar ahí, por existir, y ayudarme a escribir la historia de mi vida. Me has hecho reír y llorar, has conseguido que me enfade y que sienta impotencia cada vez que vuelvo a reparar en ti, pero también orgullo y alegría por pensar que un día fui capaz de hacer todo aquello.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

No quiero quedarme estancada en ti, aunque he de confesarte que a veces me pueden las ganas de pensar que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero la vida sigue y yo con ella, y de poco serviría alargar mucho más estas palabras. Ahora toca afrontar el día a día, el presente y lo que vendrá después, para que llegue el momento en el que todo se reduzca a ti, pasado, al que volveré a visitar de vez en cuando. Lo prometo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s